Actualidad

Entérate de lo último en el área educativa, socio-cultural con un enfoque global.

25

Feb 2016

EL EVENTO DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL

en Actualidad / Sin comentarios aún

EL EVENTO DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL

El evento de la Independencia Nacional culmina el vasto período de dependencia de nuestra nación, frente a otras naciones; depender es sinónimo de deber y deber, por la influencia de medios exteriores, lo que pertenece en propiedad, es: despojarse y entregar lo que es no dable.

 El 27 de febrero del año 1844, los deseos vehementes de un grupo de auténticos pensadores y luchadores se vieron manifestados, muy especialmente, (aprovechando el marco de su bicentenario) en el trabucazo de Mella, marcador insigne del grito interior de cada dominicano que renace en su sonido, preparando el remanente de la misericordias en su portal; Duarte, cuya figura identitaria es sinónimo de razón y pureza, desde el exilio, busca el apoyo para la batalla, en su espaldar descansa la idea inicial de esta revolución y la debida formación de sus revolucionarios, su mirada, en la atmósfera de sus viajes por ciertos países, irguió y le dio vida a esta convicción y Sánchez, que tomando el mando durante el destierro de Duarte, reveló entrañar un vigoroso líder dada la sucesión de las apresuradas e inesperadas circunstancias.

 El miedo no detiene a los que creen en la gran causa de sus más profundas ideologías, llevándolos a crear contextos imprescindibles para la viabilidad de sus encarnados contenidos; la separación radical dentro de un yugo desigual, pero igualitario en su corporeidad geográfica, podemos ver, indica una contrariedad perceptible, la posibilidad de dos estirpes que brotan de la misma tierra con manías y comportamientos extranjerizos, cada una desde direcciones distintas y de repente una de ellas se vitaliza e incide poderosamente en el desprendimiento y rompimiento del yugo.

 Pero no hay lucha sin luchadores y no hay luchadores sin la idea de lucha, la idea se plantó como una semilla en vuelo hacia el cielo, pudiendo ver la cosecha en la presentación de las estrellas que como en la antigua historia, una de ellas guió a los destinados en y a patria prometida.

La Patria no se concibió hasta el izamiento de aquella inigualable bandera ondeando en el aire, cometida en singular movimiento de gloria; no se concibió Patria hasta la inminente y bella sensación de libertad dentro de todas las almas puras habitantes de ese lado isleño; Patria es lo propio, esencia, no es de nadie más que de uno, no es de nadie más que de todos en uno, no se concibió Patria sin la mirada, sin esa apropiación que tiene el ojo en la imagen eterna, que sucumbe a lo visceral; es nuestra, Patria está aquí, ha soportado el siglo y las décadas del fuero animal de la globalidad indetenible, Patria no se ha ido, es que no se reconocen sus rasgos, pues sus hijos pulverizan los espacios inentrañables, con la atenta y nueva mirada, Patria, Patria, nunca cambió, cambia o cambiará, espera tranquila, todavía paciente, a la cerilla con su cerillero para que por vez primera sienta el fuego que heredó de la afanada Independencia; y pues hablo de cerilleros que abrasan en nuestro tiempo actual, pues muchos lamparones han mostrado su luz en los tiempos, ustedes amigos, conocen esos devenires de emancipación que siempre se perpetuarán y que siempre ayudan y conservan la conciencia de esa innegable Patria.

“…Jamás se olvide ese furor de la Independencia Nacional del 27 de febrero, padre, de esta, ‘La Patria Dominicana’…”

Autora: Francis Michelle Calderón Rojas

Por favor seleccione la red social con la que desea compartir esta página:

Le gusta también :)

Administración en Red.

PUBLICACIONES SIMILARES
Sin comentarios aún

      Enter the Discussion and post your Comment